3132462845

©2019 por Lemm.Lab. Creada con Wix.com

HEPATITIS B Ac Core Total(Ac HBc Totales)

El anti-HBc es un anticuerpo dirigido contra la nucleocápside del virus de hepatitis B o proteína core. Es encontrado en hepatitis B aguda y crónica e infecciones resueltas. Los anticuerpos pueden adquirirse en forma pasiva por vía placentaria. No confieren protección.
Gran parte de la actividad anti HBc es debida a la fracción IgG, aunque los anticuerpos IgM son de aparición más temprana y pueden detectarse en la mayor parte de los pacientes con infección aguda.
La formación activa de anticuerpos se produce generalmente transcurridos tres meses desde la infección, y 5 a 14 días luego de la aparición del HbeAg. Dan positivos luego de la desaparición del HbsAg y son negativos en el 9% de los pacientes con hepatitis B aguda en las primeras dos semanas de la enfermedad.
Los anticuerpos anti-HBc y anti-Hbe pueden ser los únicos marcadores detectables en algunos pacientes en el momento de la presentación.
El período entre la desaparición del HbsAg y la aparición del anti-HBs es usualmente llamado “ ventana del core”.
El anti-HBc persiste por meses o años luego de la resolución de la hepatitis B aguda y en infección crónica. Una vez curada la enfermedad puede detectarse anti-HBc a lo largo de los años prácticamente de por vida. Su presencia indica contacto con el virus de la hepatitis B. Constituye la cicatriz inmunológica de la infección, pero no indica resolución o inmunidad, sólo que hubo infección.
Estos anticuerpos contribuyen a la modulación de la respuesta inmune celular frente al hepatocito.
Los anticuerpos anti-HBc duran más tiempo en circulación que los anticuerpos anti-HBs. Estos anticuerpos no son trascendentes en esta etapa tardía. Su presencia como IgG con capacidad de atravesar la placenta. permitiría que neonatos que adquieren la infección in útero estuvieran protegidos del ataque por sus propios linfocitos citotóxicos antígenos core específicos. En estos casos la concomitante inmadurez del sistema inmune sería un segundo cofactor que contribuiría a la instalación de una infección persistente.

Utilidad clínica:

  • Diagnóstico diferencial de hepatitis. La determinación de anti-HBc es la más importante para documentar infección por hepatitis B. Este marcador aparece detectable durante el período de incubación, un resultado negativo al comienzo de la enfermedad descarta la infección por hepatitis B. Permite hacer el diagnóstico de hepatitis B junto con el anti-HBcore IgM, en el período ventana cuando desaparece el HBsAg y el anti-HBS.
    Raramente se encuentra anti-HBcore negativo y HBsAg positivo. Así sucede por ejemplo en individuos inmunosuprimidos (pacientes infectados con HIV, pacientes en hemodiálisis, receptores de transplantes) debido a la respuesta inmune inadecuada los marcadores de replicación de HBV están presentes (HBeAg, altos títulos de HVB-DNA) y el antígeno core se encuentra presente en el suero formando inmunocomplejos con el anticuerpo anti-core, por lo que no se puede detectar el anticuerpo en suero.
  • Screening: permite detectar la enfermedad en pacientes o donantes de sangre en el período de ventana, luego de la desaparición del antígeno (dada su persistencia luego de la infección durante varias décadas) .
  • Diagnóstico de hepatitis aguda o crónica por hepatitis B.
    Verificación de hallazgo de HBsAg y anti-HBs positivos.

Falsos positivos: resultados positivos borderline, causados por reacción cruzada con anticuerpos de clase IgM.

    $55.100,00Precio